General
Leave a Comment

Una posada inolvidable …

Hola! Hace mucho que no escribo por aquí, y no es que no tenga cosas de qué escribir, pero entre que mi internet estaba fallando y la locura de los días de Diciembre, las cosas han estado un poco intensas y ahora si que no he tenido tiempo de hacer muchas cosas que regularmente hago. Y la falta de tiempo para hacer algo es lo que me trae aquí :).

Ayer fui a una posada que organizamos algunas mamás de los amigos de mi hija mayor. Bueno, y organizamos ya es mucho decir. Más bien, tendría que decir que tuve la suerte de estar presente cuando se organizó tan maravillosa celebración. Y la cosa era que cada quién llevaría su comida. Y cuando hay que llevar comida … Ahhhhh! Para eso me pinto sola. Pero esta vez, no pude, en verdad, no tuve tiempo de hacer la comida, que en el plan era hacer mi propia pizza, ya que todas llevarían pizza para comer.

De pronto, en algún momento de la mañana, se me ocurrió que debía hacer mi comida, y como que el estrés empezaba a invadirme porque tenía demasiadas cosas que hacer. Demasiadas cosas, y con mi chiquitín que quería dormir y no podía, y cuando al fin lo lograba ya teníamos que bajarnos del carro, e ir y venir. En fin, de esos días de locura, locura! Y cuando pensaba en qué momento iba a hacer la pizza, y sentía como la tensión aumentaba, me decidí! Hoy no habría pizza hecha por mi, así que mejor pensé en cómo pedirla y en qué momento sería el mejor para recogerla. Y el estrés desapareció!

A pesar de que me encanta cocinar para mi familia, y de que sé que lo que compramos no siempre es la mejor opción, tuve que hacer una elección que no era la mejor en cuanto a la alimentación, pero definitivamente fue la mejor para mantenerme dentro de mis casillas :). Claro que elegí el lugar que a mi me parece mejor para comprar pizzas porque siempre las hacen al momento. Bueno, al menos es la explicacion que recibí cuando pregunté que porque se tardaban tanto :). Los niños celebraron que haya comprado una pizza de Luigi’s y todo fluyó.

Pero en esta ocasión, lo más importante no era la comida, en realidad solo comieron como un pedazo, porque se les hacía tarde para irse a jugar con los amigos. Y cuando es así, ya no los molesto con que se acaben la comida, ya comerán de nuevo en unas 4 o 5 horas, y algo que yo les prepare, y ya, fin del cuento con el estrés por comprar comida, jaja.

Lo que en realidad a mi me encantó de esta posada y me parece inolvidable es que tuvimos la oportunidad de hacer las cosas que se hacían tradicionalmente en las posadas. Pedimos posada cantando, unos afuera y otros adentro. Las de afuera, que eramos las niñas, traíamos a los peregrinos (José y María), y los de adentro, los niños, cantaban con todas sus fuerzas. Me encantó que todos estábamos dispuestos a revivir las tradiciones, todos cantando con muchas ganas y todos en su papel y respetando lo que la mamá que nos guiaba, nos indicaba.

Y bueno, de la mamá guía que puedo decir, hermosa! Martha, es una amiga que nos ha guiado desde que formamos un grupo de mamás que nos juntamos a rezar el rosario. Desde que Cris, otra amiga, que tenía a la Virgen de visita en su casa nos invitó a hacer un desayuno con el plus de rezar el rosario para su bellísima visitante. Y así, la siguiente vez fue en la casa de Celina, quien prestó una virgen para que sea la imagen que nos visite representando a nuestra madre del cielo. Hasta que llegamos al día de ayer con el cierre de las visitas este año con una posada en la que además nos acompañaron nuestros hijos y rezaron el rosario con nosotras!

Pero que bonito rezaron el rosario! Martha que es experta en estos temas, porque es catequista en el Atrio, y bueno, yo creo que desde hace mucho tiempo trae ese don consigo. Ella fue quien dirigió la cantada y el rezo. Yo no sabía como íbamos a lograr que más de 30 niños se mantuvieran tranquilos rezando. Pues Martha lo logró! Y de una manera muy hermosa. En cada misterio hacía una reflexión, en la que le preguntaba a los niños lo que sabían acerca de dicho misterio. Por ejemplo, que sabían de la anunciación, a lo que los niños contestaban que el angel Gabriel le había ido a decir a María que ella sería la madre de Dios. Y después les preguntó que si sabían qué había contestado María. El mejor momento para m,i fue cuando les pregunta que si sabía qué había ido a hacer María con su prima Isabel en el segundo misterio. Ellos sabían que Isabel estaba embarazada y que el bebé era Juan El Bautista, y que se sobresaltó cuando llegó María porque en su vientre esaba Jesús. Esas cosas las descubrí o las hice concientes hace no mucho tiempo! Estoy verdaderamente emocionada de lo que vivimos ayer rezando el rosario con los chiquitos. Eran misterios más cortos, solo rezabamos 3 aves marías. Pero no creo que importe demasiado el número de oraciones, cuando las reflexiones sobre lo que trataba cada misterio eran tan profundas y tan bien entendidas por todos los que estuvimos presentes. Y al final las peticiones! Hermosas peticiones y agradecimiento por parte de los niños y de las mamás.

El rosario al estilo Atrio me encantó y espero poder rezarlo con mis hijos así otra vez :). Gracias Martha por hacernos vivir así esta posada! Gracias a Carmen que prestó su casa, y a todos las que fuimos, porque definitivamente la convivencia se logra porque hay muchas personas decididas a hacer que las cosas sucedan. Soy muy afortunada por conocer personas como las que he conocido a lo largo de mi vida.

Tu también puedes intentarlo. Sea cual sea tu religión, tu tradicón o forma de celebrar. Si te pasa como a mi y tantas personas que conozco, que sienten que las tradiciones se han ido perdiendo. Hoy es el día para cambiar eso. Te sorprenderás de los resultados! Felices fiestas!!

This entry was posted in: General

Deja un comentario