Crónica de una Pasión Encontrada

Después de años de buscar una Pasión, encontré la mía en el lugar más acogedor, en el lugar que convoca casi siempre a una reunión, en el lugar menos esperado. Hablo de mi cocina. Desde que tengo recuerdo, he buscado en el lugar lejano, en el espacio ajeno, algo que tenía tan cerca, que tenía tan dentro. Aunque en esa búsqueda he aprendido muchas cosas que me han servido mucho y que he disfrutado mucho también.

Hace poco leí dos artículos que hablaban de esto. Y ya lo había pensado, al encontrarme disfrutando tanto lo que actualmente hago. Disfrutando la vida, así de simple, emocionándome con lo que cotidianamente hago. Y creo que de eso se trata encontrar una pasión. De aprender a vivir con lo que somos, con lo que nos toca hacer, y hacerlo con pasión. Aunque se trate de algo simple, de todos los días, sin títulos extravagantes o demasiado rebuscados. Habrá quién se ocupe de esas otras cosas, siempre hay alguien adecuado para cada empresa.

Yo tengo que cocinar. Bueno, no TENGO QUÉ, en realidad. En un mundo donde en cada esquina y en cada anaquel hay un atajo a nuestras responsabilidades, ya no TENEMOS QUÉ hacer casi nada. Casi para TODO, podemos encontrar la versión, hágalo fácil, hágalo rápido, hágalo sin esfuerzo, y sobre todo NO lo haga usted mismo. Lo que pasa es que en un momento, hace algunos años tomé conciencia y decidí que quería cocinar para mi familia, que en mis manos tenía un trabajo realmente importante al encargarme de mi CASA en general. Que ese trabajo requería de alguien con estudios en el Tec (en realidad no, pero me choca que piensen que si estudiaste una carrera, quedarte en casa sea una perdida de tiempo). No es fácil llevar una casa, educar a los futuros Mozarts, Gandhis, Messis. Ni tampoco es algo denigrante o de poco valor. Es la educación de personas que podrían ser el Presidente de nuestro país en algunos años ¡Imagina eso! Y, ¿qué tipo de personas queremos que gobiernen el futuro? Tenemos un gran trabajo en nuestras manos, tu, yo, todos! Cada quien con lo que le sale bien hacer, yo en mi casa, tu en tu oficina, taller o restaurante. Lo que hagamos, hagámoslo en SERIO. (Live like you mean it, no se cómo traducirlo.)

Y no quiero decir que sólo el trabajo de la casa dignifique, o que si tienes que dejar a tus hijos un rato para trabajar fuera de la casa sea malo. Lo que quiero decir es que aquí o allá, hagas lo que hagas, hazlo lo mejor que puedas. Esta es mi experiencia muy personal. Cada quien tiene que encontrar en su día a día algo que nos haga sentir especiales y que estamos cumpliendo nuestra misión en esta Tierra, ser felices, y hacer felices a los que nos rodean. Y sobre todo, dar un buen ejemplo.

Ya me apasioné, pero desviándome del tema. Lo que yo quería decir, es que, me han rodeado personas que viven apasionadamente y yo siempre quise encontrar eso para mí. El mayor ejemplo, lo tengo a mi lado, y me siento muy afortunada por eso. A mi esposo le apasiona la música. Verlo tocar un instrumento, sacar una canción frente a mis ojos, justo en el momento o afinar el violín de nuestra hija sin haber tocado antes un violín, es maravilloso. Reconozco que tiene un talento especial y lo admiro. Y ese sólo es uno de tantos. A lo que voy, es que hace algo que disfruta y hace que los que estamos a su alrededor disfrutemos con el.

No pensé que algo tan cotidiano, tan rutinario se pudiera convertir en la pasión de alguien. Cocinar, se convirtió en mi pasión por una cuestión de decisión. Yo decidí hacer de lo que hago, lo mejor que puedo hacer, hacerlo con amor, estudiar como hacerlo mejor, llevarlo al límite. Voy paso a paso, pero creo que voy bien, encontrando mi camino muy personal. Y lo he complementado con otras dos pasiones que de alguna forma siempre me han acompañado, la fotografía y la escritura. Que todo junto me ha servido, a su vez, hacer algo que siempre he buscado hacer, y que es de alguna forma … AYUDAR. Y en este aspecto ya no me pongo grandes metas difíciles de alcanzar. Ayudando al de a lado, en mi entorno, una persona a la vez. Limpiando mi espacio, dando un buen ejemplo. Todo, lo mejor que puedo.

Y si a ti te ayudo un poquito contando mi experiencia. Eso, me haría muy feliz.

Ana

7 comentarios en “Crónica de una Pasión Encontrada

  1. Ma. del Carmen Lara S. dijo:

    He ido descubriendo(te) poco a poco en tu blog, tus ideas, tus recetas… y tengo que decirte que cada vez me gusta y me identifico mas contigo. Llegue aquí porque como tu, soy una apasionada de la cocina y además una mamá preocupada por la salud de su familia. Sigue adelante con este proyecto, puedes estar segura que estas tocando la vida de mucha gente!

    Saludos
    Ma. del Carmen Lara

    • anacaballerofz dijo:

      Muchas gracias Ma. del Carmen, por tomarte un tiempo para escribir. Me da ánimos para seguir haciendo lo que hago. Un saludo!

  2. Ana Cecilia Salazar dijo:

    Hola Anita !

    Que bonita lectura me encato…. sabes me identifico mucho contigo… bueno ya te he platicado algo de mi !

    Dios te Bendiga en éste hermoso camino que desarrollo personal…

    Saludos

    Ana Cecy Salazar

  3. Norma Leticia Martínez Villarreal dijo:

    Me encanto todo lo que leí y mas por que ya te conosco personalmente y me encanta que compartas tus conosimientos e inquietudes tome tu clase del viernes 2 de Agosto y esperando la próxima y alas recetas también saludos y bendiciones para ti y toda tu hermosa familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s