Estilo de Vida, Reflexiones-Ideas-Palabras ..., Videos
Comments 2

Un Sifón de Café, por favor …

Hoy aprendí algo bien padre!

Me tocó consentirme un poco. Me quise regalar un libro que hace tiempo me había recomendado Sisy, a quien admiro mucho. Pero además, después de comprar el libro me quise sentar a tomar un café y leer un poco ahí mismo en la cafetería de Gandhi. Es de esas cosas que casi nunca me atrevo a hacer, jaja. Siempre voy acompañada a cualquier restaurante, cafetería o lo que sea. Si no voy con mi esposo o mis hijos, voy con amigas. Pero sola, no recuerdo haberlo hecho. Pero si recuerdo haber visto a muchas personas que lo hacen y pensé que algún día quería yo también ver que se siente, jeje.

Pues hoy fue el día. Ahí estaba yo sola, con el menú en frente y me llamó la atención algo que decía: Sifón de Café. Y como andaba con toda la actitud, hasta pregunté que qué era eso. Para explicarme, el muchacho que me atendió sacó una cafetera bien rara. Lo primero que pensé fue en que no quería llamar la atención tomando de esa cosa, jajaja. Y lo segundo fue que quizá sería algo tardado. Así que pregunté: “¿se tarda mucho en estar listo?”. Y pues no, no se tardaba tanto, unos 5 minutos. Después pregunté que si me lo iban a servir en una taza o que si tenía que tomar de ahí. Jajajaj, qué oso!!!!!! Pero bueno, no me quería quedar con la duda, ja! Cuando supe que me lo tomaría normal de una taza y que además se acostumbra preparar este café en la mesa, porque el proceso es parte de la experiencia de tomarlo, pues claro que no me quería perder la oportunidad. Así que perdí el Sifón de Café, por favor ;). Y esto fue lo que pasó …

Mientras me lo preparaban, pensé que no había estado padre que en lo primero que pensé fue en que me lo dieran rápido. Aunque la verdad es que tenía que ir por mis hijos a la escuela. Pero qué bueno que sólo tomaba 5 minutos y que al final no me dio pena disfrutar del proceso y de toda la explicación para preparar este peculiar café. Hasta se antojaron las personas de las otras mesas, jeje. Yo estaba realmente sorprendida y disfrutando de lo que veía, así que no les podría escribir todo lo que me explicaron de la mezcla que usan de café y de que con esta cafetera se acentúan los sabores y salen los azúcares del café haciendo que no se requiera endulzar ni nada. De lo que si me acuerdo muy bien es de una frase que me dijo el amigo de la cafetería. Ahí les va: “Dicen que el buen café no necesita azúcar y que el malo, no la merece.” Awwww!

Me alegro tanto de haberme tomado ese tiempito para mi. Me siento muy bien :). A la otra que vayan, pidan el Sifón de Café, se van a ver bien “cooles”, como dice mi hijo, jeje.

2 Comments

  1. Verónica Gómez says

    Padrísimo, amo tu sencillez! Y la manera en que disfrutas las pequeñas cosas de la vida. Es delicioso dedicarse esos tiempitos a una misma, el día del cumpleaños de mi hija mayor, decidí que yo merecía mi propio festejo y me fui a desayunar y al cine sola. Saliendo me compré un regalito por mis 11 años de mamá. Lo disfruté muchísimo!. Gracias por compartir siempre.

    • Vero! Eso que dices es muy cierto, cada que cumple años un hijo deberíamos de festejar el haber sido mamás. Qué importante! Un abrazo!

Deja un comentario