Desde MI Jardín, Estilo de Vida, Uncategorized
Comments 2

Lecciones de la Naturaleza

Hace tiempo les compartí la foto de un conejito que venía a desayunar a mi huerto. Escapaba de su casa, a 1 cuadra de la mía, y se deleitaba con los manjares que sólo en mi patio puede encontrar. No me enojé ni nada. Todo lo que pasa en mi jardín son lecciones. He aprendido a verlo así, porque de otra forma viviría estresada por los grillos que se comen la hierbabuena o los gusanos que encuentro de vez en cuando en la albahaca y el tomate. Si fuera así, ya habría dejado de sembrar, pero es algo que en realidad disfruto. Y si tengo que compartir mis hortalizas, no importa.

 

El conejito, en una de sus visitas “podó” mis plantitas de pimiento. En aquel momento pensé que tardaría mucho tiempo antes de que se recuperaran y dieran fruto, pero cuando la naturaleza dice que es momento de dar vida, es momento. Y así, aunque chaparrita y todo, esta planta se encuentra en plena reproducción. 😍. Qué maravillosa es nuestra creación, no creen?

Todos los días podemos ser testigos de pequeños o grandes milagros, sólo hay que estar con los ojos bien abiertos y el corazón atento para que no se nos escapen. (-Ana Caballero, o sea yo 🙂 )

12246705_891331454284228_6552717895470099395_n

2 Comments

  1. que monito! es un guapo ese vecinito 🙂 es la primera vez que te leo en blog y me encantó! me encanta sembrar pero hasta el agua se me seca 😦 dejame te sigo leyendo a ver tips me encuentro

    saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s