Reacciones detrás de la pantalla

Hace algunos meses estaba con mi familia en un restaurante. Y no es que sea metiche, pero pasó algo que llamó mi atención en una mesa justo en frente de la nuestra. En realidad no me habría impactado si yo no me hubiera sentido en la misma situación alguna vez. Y por eso, me atrevo a escribirles acerca de eso.

Estaba otra mamá con su familia en esa mesa. Eran ella, su esposo y dos hijos. Yo escuchaba al niño que insistía para que su mamá volteara a ver algo que había hecho en la mesa con unas servilletas. Su mamá no volteaba porque estaba haciendo algo en el celular después de haber tomado foto a los niños. De pronto, ya después de un muy buen rato en el que su hijo le hablaba, la mamá se apartó del celular y le gritó al niño que no la molestara, que si no veía que estaba ocupada! Si, fue un buen grito, difícil de ignorar. Ahí en medio de un restaurante.

Después de su rabieta, la mamá tomó otra foto de los niños y se volvió a ir virtualmente. Ya nadie reclamó su atención.

No la juzgo de ninguna manera. Sobre todo, porque creo que me ha pasado una que otra vez y haberlo visto sólo me sirve para reflexionar lo que a mi me toca y no para criticar. Después de todo, yo que voy a saber que era eso tan importante que tenía a esa mamá en el celular. Y aunque en mi caso podría justificarme diciendo que yo trabajo desde mi celular, sería sólo poner un escudo protector. Lo cierto es que si ya salí a comer con mi familia a un restaurante, lo menos que puedo hacer es disfrutar de estar ahí, de realmente ESTAR AHÍ con ellos. Estoy segura de que todo lo demás puede esperar a que terminemos de comer.

Algo que me impactó mucho fue su reacción. De verdad exageró con el grito diciendo que estaba ocupada y ni siquiera creo que se diera cuenta. Pero otra vez, no se trata de ella, sino de mí. Me vi en un espejo, reaccionando así, gritando, pataleando, como niña haciendo un berrinche. Es increíble que no nos damos cuenta de lo que hacemos cuando estamos inmersos en la pantalla del celular. He visto a más personas gritarle enojadas al niño o a la niña que las esperen un momento que ya van a terminaaaar!!! (de ver ese importantísimo video tan chistoso o de mandar ese meme a los del chat).

Como decían en un video, ja … BTW … en internetLa vida es lo que pasa mientras ves tu celular. Uffff! Qué duro! La verdad es que vivimos en una nueva realidad en la que todos los i’s, iPhones, iPads, iBooks, han conquistado una gran parte de nuestro día. Y no creo que sea el fin del mundo, hay cosas muy positivas en todo esto. Ahora podemos aprender muchas cosas en línea y después usarlas para convivir con nuestra familia, por ejemplo.

Lo que siento es que necesitamos reconquistar nuestro día, organizar mejor nuestro tiempo en la pantalla, establecer reglas de convivencia, de respeto a los demás. Empecemos un paso a la vez. Qué tal nada de pantallas en la mesa, por lo pronto. Qué tal si pensamos en nuestra reacción si alguien se atreve a llegar a “desconectarnos” y no hacemos un drama. No es fácil, lo digo porque lo vivo, pero sé que es posible.

Ahora sí, me desconecto de aquí, para conectarme en otro lado … del mundo físico, jaja ;).

 

6 comentarios en “Reacciones detrás de la pantalla

  1. Rocio dijo:

    Cuando amas a alguien lo más que le puedes ofrecer es tu presencia en el momento presente: “estoy aquí para ti”.
    Thich Nhat Hanh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s