Estilo de Vida, Reflexiones-Ideas-Palabras ..., Uncategorized
Comments 2

Tha Happiness Project

Últimamente he estado rodeándome de cualquier cosa que dé indicios de aumentar la felicidad. Y no, no se preocupen. No estoy triste o infeliz. De hecho, puedo decir que me encuentro bastante bien, gracias a Dios. Es ese sentimiento de que hace falta un cambio.

Creo que ya se los he contado antes, pero se los volveré a contar. Alguna vez aprendí que la vida se forma de equilibrios y desequilibrios. Por eso cuando todo parece estar más estable, sucede algo que nos saca de la zona de confort para ponernos a “trabajar”, a buscar de nuevo ese equilibrio que nos hace sentir a gusto.

De vez en cuando, busco mis propios desequilibrios. Para que la vida no me sorprenda, elijo conscientemente salirme de mi comodidad y explorar cosas nuevas.

Hace poco tiempo, no sé ni cómo, di con el libro; The Happiness Project, de Gretchen Rubin. Me cautivaron las páginas muestra que te deja ver Amazon cuando eliges la versión de Kindle. Así es que lo compré y es lo que estoy leyendo por estos días. Después, me di cuenta de que estaba suscrita al Podcast de la autora del libro, pero no lo había escuchado, solo me pareció bonito el título. Muchas coincidencias, ¿no?

Pero lo curioso es que en cuanto empecé a buscar las cosas que me hacen feliz, recibí una muy rara invitación a caminar. ¡Eso me hace feliz! Es como si el universo conspirara para ayudarme en mi búsqueda. Y así es como retomé el ejercicio de la mañana (un poco más intenso, jeje), con una nueva amiga y en un lugar de ensueño.

Confieso que el primer día casi cancelo por mil y una razones. Pero cada vez que se me cruzaba una nueva excusa por la mente, pensaba que lo que estaba pasando era un regalo que no podía no tomar. Siempre había querido ir a hacer ejercicio a ese lugar y me encanta la idea de que sea acompañada. Cabe mencionar que mi acompañante es una motivadora natural. Doy gracias por haberme permitido aceptar esa oportunidad.

Y bueno, me voy a dormir porque se hace tarde y luego no le voy a aguantar el paso a mi vecina mañana en la caminata ;). Venía a compartirles una receta y ya solo escribí de mi :). Espero que al menos, te quede la moraleja de esta lectura: Busca cosas que aumenten tu felicidad y cuando las tengas enfrente para ti, acéptalas … te las mereces.

Con cariño,

Ana

Libro:
The Happiness Project: Or, Why I Spent a Year Trying to Sing in the Morning, Clean My Closets, Fight Right, Read Aristotle, and Generally Have More Fun

2 Comments

  1. Merdeces says

    Gracias por compartir tus emociones y lo que te ayuda a ti nos puede ayudar a muchas personas que necesitamos siempre un empujoncito para hacer el ejercicio

    • Delicious Home says

      Si, es verdad ;). Es como platicar con las amigas. Quizá algo de lo que aquí se dice sea bueno para alguien más. Es la idea. Un abrazo!

Deja un comentario