Uncategorized
Leave a Comment

Agua de Sábila con Limón / «Vitaloe» Casero

Esta receta la hice con mi grupo de niños del Huerto Escolar. Estamos investigando sobre suculentas y como siempre es más divertido aprender algo cuando hacemos experimentos, recetas o cuando nos ensuciamos las manos en la tierra, aprovechamos que le tocaba el turno a la sábila para preparar una bebida muy popular entre mis alumnos.

Desde el primer día que salimos a hacer la exploración del jardín para ubicar cactus y suculentas, apenas vieron una sábila y a varios se les antojó preparar agua de sábila, como la que probaron en la casa de sus abuelitos, en el Costco o que compró su mamá el otro día. Ya llevamos varios meses de clases y al fin pudimos crear nuestra propia **vitaloe** casera. No sabe igual, según mis alumnitos expertos, pero les encantó el resultado. Y no lo dijeron solo por compromiso, sino que se formaron varias veces en la fila para poder tomar un poquito más ;).

¿Quieren la receta? Pues aquí les va…

Agua de Sábila con Limón o Vitaloe Casero

Ingredientes

  • 2 litros de agua
  • 5 limones
  • 4 cucharadas de azúcar (o al gusto)
  • 2 pencas de sábila grandes o 4-5 pequeñas
Agua de Sábila con Limón

Procedimiento

  1. Este paso lo tienes que hacer con algunas horas de anticipación y es muy importante. Cuando cortes las pencas de la sábila, ponlas a remojar de la parte que está cortada. Puedes poner un vaso con agua y ahí colocar las pencas unas 4 horas o toda la noche. Esto, ayudará a retirar la aloina, un líquido amarillento que tiene la sábila y que puede ser tóxico si lo consumimos en grandes cantidades. De entrada, el no retirarlo podría causar malestares estomacales y diarrea.
  2. Cuando el agua de remojo se ponga amarilla, retírala y enjuaga muy bien la sábila. Corta la sábila de forma transversal o quítale la corteza con un cuchillo y retira la pulpa solamente. Para asegurarnos de que no quede nada que nos pueda hacer sentir mal, coloca la pulpa en un colador y pásala por agua corriente. Se le quitará mucha «baba». Finalmente, colócala en un trapito limpio de cocina para que se seque lo más que se pueda.
  3. Ahora si, coloca la pulpa en la licuadora con un poquito de agua y licúala ligeramente para que no se haga puré, sino que queden los pedacitos de sábila. También puedes cortar los pedacitos de pulpa con un cuchillo.
  4. Prepara una limonada con el agua, los limones y el azúcar y cuando esté lista, agrégale la sábila licuada.

Según lo que dicen los niños, la vitaloe original no se siente «babosa» como nuestra limonada. Sin embargo, a ellos les pareció que nos quedó deliciosa y refrescante. ¿Sus buenos comentarios serán el resultado de que ayudaran en el proceso y de que investigaran muchas cosas sobre la sábila antes de probar nuestro experimento? Yo creo que si :). Porque no me imagino las mismas reacciones con mis hijos, por ejemplo, si un día les salgo con que para la comida preparé agua de limón con sábila un tanto «babosa». ¡No, definitivamente no la hubieran recibido con el mismo entusiasmo, jaja!

Entradas Relacionadas:

Mascarilla de Sábila

¿Cómo reproducir sábila fácilmente?

Deja un comentario