Estilo de Vida, Uncategorized
Leave a Comment

Instalándome en el 4to Piso

¡Hoy es mi cumple! Y leí por ahí, que la edad no se dice. En realidad nunca me ha costado decir la mía. Aunque hace unas semanas, cuando me cayó el veinte, o más bien el cuarenta, de que estaba a punto de subir al 4to. piso entré en pánico o me quiso atacar la famosa crisis de los 40. Entonces, me empecé a llenar de pensamientos positivos, empecé a poner mucha atención en hacer cosas que agregaran valor a mis días, medité algunos días con Mar del Cerro, estoy leyendo un libro inspirador, “La magia del Silencio”, y he pensado mucho en muchas cosas. 

Hoy llegué por fin al 4to. piso y me siento fenomenal. No sé que me imaginé que pasaría el día 1 después de… Pero por ahora, a las 9:29 am, les puedo decir que mi mundo se ve demasiado bien a los 40. Me atrevería decir que mejor que a los 20 o a los 30. No añoro el pasado, ni me acelero a querer llegar al futuro. Creo que la magia de los 40 es que tengo cierta madurez que me permite disfrutar del momento exacto en el que me encuentro y eso me gusta mucho.

Y como es el día de mi cumpleaños, me gustaría hacer algo especial. Cuando era pequeña, cuando cumplíamos años, mis hermanos y yo, decíamos que por ese día podíamos hacer lo que quisiéramos. Era nuestro día especial y todos apoyábamos al cumpleañero para que así fuera. Hoy les voy a leer una historia inspiradora sobre, ¿qué es la felicidad? 

¿Quieren escucharla?

Si respondieron que sí, solo necesitan dar play al siguiente video.

Deja un comentario