Desde MI Jardín, Estilo de Vida
Leave a Comment

¿Qué si me comería mis gallinitas cuando crezcan?

He notado cierta preocupación de parte de algunas de ustedes cuando subo stories (en Instagram @delicioushomemx), de mis gallinitas. La pregunta recurrente es que si no me da cosita comérmelas algún día. Para su paz mental y la mía, jeje, quiero aclarar que NO LAS QUIERO PARA COMÉRMELAS 😊.

De hecho, cuando estaba decidiendo qué tipo de gallinas comprar, una de las especificaciones más importantes fue precisamente esa: buscaba gallinas ponedoras y no para engorda :s. Y si, las quiero por sus huevos. Y si me daría cosita comerme sus pollitos 😖, pero en realidad no habrán pollitos en sus huevos 🚫🐣 . Esa fue otra gran decisión, no quería un gallo en mi patio. La principal razón era el ruido, pero tampoco quiero huevos de “gallo-gallina.” Los huevos que darán mis gallinitas no estarán fecundados, por lo que no tendrán pollito.

Es un tema interesante y del que desconocía muchas cosas. Además de sus futuros huevos, otra de las razones para tener gallinas son las lecciones que nos enseñarán, tanto a mí como a mi familia. Y vaya que ya empezamos a aprender un montón. Son muy fáciles de querer y de cuidar. Mi hijo menor se la pasa un buen rato por las tardes en el gallinero, conviviendo con las nuevas mascotitas y después se pasa a la montañita de tierra del huerto a sumergir las manos y los pies. Son momentos que atesoro y disfruto muchísimo.

¿Alguna vez se les ha ocurrido tener gallinas?

Deja un comentario