Latest Posts

Barbacoa en Crock Pot

Hace dos días que compartí la receta del agua de sábila con limón o vitaloe casera me sentí tan bien con su respuesta, que ahora me entraron más ganas de seguir subiendo recetas. La verdad es que siempre tengo ganas de venir aquí, escribir un rato, dejarles una receta, pensamiento o reflexión. Pero sobre todo, lo confieso, lo que más me gusta es cuando sé que leyeron lo que vine a compartir, comentan en mis redes y si además, me mandan foto de lo que cocinan inspiradas en el blog, ¡uffff! Eso para mí es padrísimo.

Y solo por eso, vengo con una receta facilísima y deliciosa que preparé el fin de semana para consentir a mi esposo que cumplió años. Acá en Monterrey, los domingos de barbacoa son una tradición. No sé si sea así en todas partes, pero aunque no lo sea, seguro que una barbacoa de vez en cuando en compañía de los que más quieres puede ser una buena idea.

No he hecho esto muchas veces, así es que de entrada no sé muy bien qué carne recomendarte. Bueno, si sé que lo de la barbacoa es el cachete y la lengua y que hay que mezclarlos para que quede en el punto medio entre grasosita y no tanto. Pero como no supero el día en el que mi papá puso, sin avisarnos, una cabeza completa de vaca con la lengua de fuera en el refrigerador, que yo descubrí muy temprano al levantarme, no me he animado a pedir lengua para hacer mi barbacoa.

Lo que me ayudó a por fin prepararla fue que hace unos meses, haciendo unas fotos de recetas, descubrí que se puede hacer barbacoa de brisket. Así que la preparé para las fotos y como si me gustó mucho, pues creo que es la receta de barbacoa que se comerá en esta casa por un tiempo cuando yo la prepare.

Barbacoa de Brisket en Crock Pot

Ingredientes

CLICK AQUÍ PARA IR A LA ENTRADA

¿Qué si me comería mis gallinitas cuando crezcan?

He notado cierta preocupación de parte de algunas de ustedes cuando subo stories (en Instagram @delicioushomemx), de mis gallinitas. La pregunta recurrente es que si no me da cosita comérmelas algún día. Para su paz mental y la mía, jeje, quiero aclarar que NO LAS QUIERO PARA COMÉRMELAS 😊.

De hecho, cuando estaba decidiendo qué tipo de gallinas comprar, una de las especificaciones más importantes fue precisamente esa: buscaba gallinas ponedoras y no para engorda :s. Y si, las quiero por sus huevos. Y si me daría cosita comerme sus pollitos 😖, pero en realidad no habrán pollitos en sus huevos 🚫🐣 . Esa fue otra gran decisión, no quería un gallo en mi patio. La principal razón era el ruido, pero tampoco quiero huevos de “gallo-gallina.” Los huevos que darán mis gallinitas no estarán fecundados, por lo que no tendrán pollito.

Es un tema interesante y del que desconocía muchas cosas. Además de sus futuros huevos, otra de las razones para tener gallinas son las lecciones que nos enseñarán, tanto a mí como a mi familia. Y vaya que ya empezamos a aprender un montón. Son muy fáciles de querer y de cuidar. Mi hijo menor se la pasa un buen rato por las tardes en el gallinero, conviviendo con las nuevas mascotitas y después se pasa a la montañita de tierra del huerto a sumergir las manos y los pies. Son momentos que atesoro y disfruto muchísimo.

¿Alguna vez se les ha ocurrido tener gallinas?

Papitas Cambray con Pesto

A veces, compro la bolsa de papitas cambray del Costco, porque están a buen precio. Además, vivo lejos de casi todo, por lo que no puedo estar yendo a cada rato a comprar cosas. Simplemente no me daría la vida, ni el presupuesto para tanta gasolina.

Pero las papas saben que siembro y siempre empiezan a germinar muy rápido en mi cocina, así es que tengo que actuar, casi, casi, el mismo día que las compro. Empiezo a cocer ollas de papas para lograr consumirlas antes de que les salgan brotes, porque luego me da lástima no sembrarlas. Las conservo ya cocidas en tuppers por unos días y voy sacando de poquitas para prepararlas de diferentes maneras. Es mucho más fácil ponerme a cocinar papas de esta forma, ya cocidas el proceso es muy rápido.

Esta receta es una que me gusta para usar mis papitas cambray cocidas. La descubrí en una sesión de fotos que hicimos para las servilletas Elite y desde entonces la adopté para el menú familiar.

Receta: Papitas Cambray con Pesto

Ingredientes

Read More

Barritas energéticas facilísimas

Hace unas semanas mientras hacíamos las compras en Costco, toda la familia, encontramos unos mini snacks que se veían buenos. Claro que los vimos porque iban mis hijos, si hubiera ido sola, seguro se me pasa esa gran oportunidad, jaja.

Los famosos mini-snacks eran barritas de amaranto con chocolate. No recuerdo exactamente el precio, pero andaban por los cien pesos. No se me hizo tan descabellado porque la caja traía como 20 piezas. Pero al sacarlas, nos dimos cuenta de que realmente eran mini, mini, MINI. O sea, que una nunca era suficiente. Y así, se acabaron bien rápido, pero ¡bieeeeen rápido! Con tres hijos, dos de ellos adolescentes, ya se imaginarán.

El caso es que me gustó mucho la idea de los mini-snacks porque solo contenían amaranto y chocolate, así es que aprovechamos para prepararlos y ver qué tal quedaban hechos en casa. ¿Y qué creen? ¡Quedaron buenísimos! Son de verdad demasiado fáciles de hacer.

Mis hijos mayores entrenan 3 horas diarias su deporte, así que necesito tener cosas en casa que los ayuden a mantener el ritmo. Un snack al recogerlos, siempre es bien recibido. Lo ideal es que después de entrenar coman algo que contenga proteína y el amaranto es muy buena opción, aunque sea vegetal ;). Más abajo les copio algunas propiedades que me encontré en internet, y la fuente para que vayan a ver más info.

Por lo pronto, les dejo la receta que les traigo el día de hoy.

BARRITAS ENERGÉTICAS FACILÍSIMAS

Read More

Instalándome en el 4to Piso

¡Hoy es mi cumple! Y leí por ahí, que la edad no se dice. En realidad nunca me ha costado decir la mía. Aunque hace unas semanas, cuando me cayó el veinte, o más bien el cuarenta, de que estaba a punto de subir al 4to. piso entré en pánico o me quiso atacar la famosa crisis de los 40. Entonces, me empecé a llenar de pensamientos positivos, empecé a poner mucha atención en hacer cosas que agregaran valor a mis días, medité algunos días con Mar del Cerro, estoy leyendo un libro inspirador, “La magia del Silencio”, y he pensado mucho en muchas cosas. 

Hoy llegué por fin al 4to. piso y me siento fenomenal. No sé que me imaginé que pasaría el día 1 después de… Pero por ahora, a las 9:29 am, les puedo decir que mi mundo se ve demasiado bien a los 40. Me atrevería decir que mejor que a los 20 o a los 30. No añoro el pasado, ni me acelero a querer llegar al futuro. Creo que la magia de los 40 es que tengo cierta madurez que me permite disfrutar del momento exacto en el que me encuentro y eso me gusta mucho.

Y como es el día de mi cumpleaños, me gustaría hacer algo especial. Cuando era pequeña, cuando cumplíamos años, mis hermanos y yo, decíamos que por ese día podíamos hacer lo que quisiéramos. Era nuestro día especial y todos apoyábamos al cumpleañero para que así fuera. Hoy les voy a leer una historia inspiradora sobre, ¿qué es la felicidad? 

¿Quieren escucharla?

Si respondieron que sí, solo necesitan dar play al siguiente video.

Corrí mi primer 21K y sigo viva (y más feliz)

¡Muchas Gracias a todas las personas que me mandaron mensajito por Instagram (@delicioushomemx), cuando les compartí mi foto del “lo logré, terminé mi primer 21K y sigo caminando (jeje).” Y si no me mandaste porque no viste mi foto, me puedes dejar un mensajito por aquí si quieres. Y si sí la viste, pero no me mandaste mensajito, seguro te dio mucho gusto también, así que gracias por ver mis historias y por leer este post ;).

Y claro que surgieron preguntas como: ¿Pero cómo le hiciste?¿Cómo te preparaste?¿Desde cuándo corres? Y así.

Pues hoy les vengo a platicar sobre esas cosas.

Primero que nada, les cuento que empecé a correr en serio (o sea, de forma constante), hace ya 1 año 5 meses. Bueno, en realidad empecé caminando, luego trotando la mitad del camino y así hasta terminar trotando varios kilómetros. Fue entonces que me inscribí a mi primer carrera larga, un 10K. Antes ya había hecho carreras de 5K, pero la verdad es que no me preparaba casi nada. Para el 10K no hice nada diferente, más que seguir saliendo 2-3 veces por semana y conquistar algunos kilómetros trotando.

A finales de 2018 me entró la cosquilla de intentar hacer un maratón en 2019. Acompañé a mi amiga de ejercicio a su primer maratón y corrí con ella los últimos 12K. Ahí fue cuando pensé que sería una buena idea festejar mis 40 años haciendo una carrera así. Aún no sé si lo correré, pero por lo pronto ya hice el 21K. Confieso que me supo demasiado bien haberlo hecho, pero no logré correrlo completo (caminé algunos pedazos), así que pensé que sería bueno correrlo otra vez (de principio a fin trotando), antes de pensar en los 42.2K.

Un mes antes de la carrera Tarahumara, que fue donde corrí los 21K, no pensaba que la fuera a correr. No me inscribí a tiempo y se habían terminado los folios. Además, no había entrenado conscientemente para hacerla y pensé que en un mes no podría hacerlo. Peeeero, ya les he contado de mi amiga Perla, con quien empecé a correr, ¿verdad? Pues esa amiga, es la mejor compañera de ejercicio que pude haber encontrado. Siempre positiva y súper comprometida con la corrida. Fue ella quien me animó a correr la Tarahumara. Y aunque no había folios, estaba dispuesta a darme el suyo para que lo corriera y me llevara mi medalla, lo cual no fue necesario porque me consiguió un folio unos días antes.

Sin embargo, desde que Perla me invitó a correr esta carrera juntas, empecé a entrenar con ella aún sin saber si en verdad la correría. En realidad, yo seguía haciendo mi programa de Nike Run Club y solo la acompañaba cuando le tocaban las distancias largas. Todas excepto la de los 18K (que me hubiera venido bien). Perla está en un equipo de corredores, ProCoach, en donde se ha desarrollado increíblemente. Ya no corremos todos los días juntas, como al principio, pero cuando no puede ir con el equipo aprovechamos para entrenar juntas cerca de nuestra casa (somos vecinas).

Me encantaría algún día inscribirme a un equipo de corredores, pero por ahora, no podría asistir a los entrenamientos. Pero entreno con la aplicación de Nike (Nike+Run Club), que me ha gustado mucho hasta ahora. Cuando empecé solo la usaba para contar mis kilómetros, pero ahora estoy siguiendo un programa para ir aumentando distancia por semana en la opción de “Mi Entrenador”. Soy realmente fan de la aplicación. El hecho de ir conquistando metas, que me vaya marcando mis logros, que me felicite si corrí más kilómetros o si logré un nuevo récord me mantiene motivada.

Todo el fin de semana de la carrera estuve hidratándome muchísimo y comiendo muchos carbohidratos conscientemente. Me di cuenta de que a veces no como o no me hidrato suficiente cuando corró 10K como parte de mi entrenamiento, por ejemplo. Cosa que por supuesto cambió desde ese día. Ahora pienso mucho mejor lo que va a pasar los días antes de salir a correr, aunque no sea una carrera oficial o tan larga. Creo que me motiva el hecho de querer sentirme bien mientras corro y también el miedo de que si no hago bien las cosas, alguna lesión me pueda parar.

He encontrado en la corrida un nuevo estilo de vida que me gusta mucho. Nunca pensé que me iba a gustar correr. Cuando jugaba futbol era mi parte menos favorita del entrenamiento. Supongo que las personas cambiamos con los años y qué bueno que le di una oportunidad a esta forma de ejercitarme. Empezó siendo la única opción de ejercicio que se acomodaba al lugar donde vivo y a mis horarios. Y ahora es algo que quiero que se quede como parte de mis rutinas semanales, sin duda.

Y bueno, creo que eso es todo por hoy. Espero haber respondido a las preguntas que surgieron por ahí. Y si no, pregúntenme de nuevo, yo feliz de platicarles.

Que tengan un hermoso día.

Con cariño,

Ana

Brochetas de Camarón con Salsa de Cacahuate

¡Mil gracias por sus mensajes! Gracias por entrar y leer y por cocinar las recetas que les comparto. ¡Ah! Y por compartirme los resultados. Había estado muy ausente, pero me siento tan acogida cada vez que escribo, que me dan más ganas de regresar. Ya les había dicho hace dos entradas, pero eso siento de verdad y estoy muy agradecida.

Hoy es Día de San Valentín y a pesar de que soy medio Grinch para estas fechas esta ha sido especial. ¿Saben porqué? Porque este año no esperé que sucediera nada especial. Cuando se tienen ciertas expectativas y al final del día no suceden, pues es cuando se agüita uno. Así es que hice lo que pude hacer por y para los demás, le regalé algo a mi “valentine” (que casi no hacía este día), disfruté con mis hijos adolescentes su primer Día de San Valentín con un significado diferente al de años anteriores y con mi hijo más chiquito recordé lo bonito que es hacer detalles para los amigos con nuestras propias manos. El también vivió su primer 14 de Febrero de una forma más consciente, dándole un valor muy especial a la amistad.

En fin, no se si sea que ya voy a cumplir 40 y me estoy volviendo más madura, o si he andado de buen humor por la corrida, mi pan con masa madre, la kombucha, el kefir o lo que sea, este año va fluyendo mucho mejor de lo que me imaginaba. Sobre todo por el hecho de ¡los próximamente 40! que se me hacía un tema difícil. Si lo es, no voy a decir que no, pero me sorprendo de lo bien que he reaccionado últimamente siendo que se acerca cada vez más la fecha.

Pero bueno, ya basta de mis cosas, jeje. Hoy les quiero compartir una recetita que podrían hacer el fin de semana de asador, para seguir celebrando el Amor y la Amistad :). La salsa de los camarones es lo mejor de lo mejor. Se los súper recomiendo.

Brochetas de Camarón con Salsa de Cacahuate

Brochetas de Camarón con Salsa de Cacahuate
CLICK AQUÍ PARA IR POR LA RECETA

Cuando en crisis, “keep it simple”.

Estoy a un mes de cumplir 40 primaveras. Nunca pensé que fuera a costarme tanto estar tan cerca de subir al cuarto piso. Creo que si no me hubieran salido canas, todo sería más sencillo, jajaja. ¡Y no me quiero pintar el cabello! Si lo he intentado, pero ‘nomás no encuentro el tiempo para hacerlo. Son muchas horas las que se pierden en ese procedimiento. Pero bueno, no me quiero estresar ahora por eso. Ya veremos qué pasa con mi cabello, por lo pronto, una cebolla se me ha acomodado bien para disimular mi indecisión momentánea.

En realidad, he tratado de “keep it simple” o mantener todo lo más simple posible por acá, como lo dice el título de este post. Me aferro a disfrutar de las pequeñas cosas del día a día sin complicarme la existencia: una buena taza de café, salir a correr, alimentar a mi masa madre y hacer pan una vez por semana, preparar mi kombucha, comer en casa pero sin exagerar en las preparaciones, ver series y películas con mi esposo e hijos, prender el carbón el fin de semana (bueno, ver cómo lo prende mi esposo, jeje).

Además de mi próximo cumpleaños, han habido cambios en la rutina familiar que me han obligado un poco a soltar el control, si es que alguna vez lo tuve, y a tratar de disfrutar más de cada momento. Cumplir con las actividades de mis hijos cada vez se vuelve más difícil. Ya no tenemos tiempo para sentarnos a la mesa al mediodía como solíamos hacerlo, por un buen rato, sin prisas. Y ni qué decir del tiempo para preparar la comida. Antes, si no alcanzaba a tener todo preparado para cuando llegaban de la escuela no pasaba nada, pero ahora he tenido que organizarme mucho mejor para optimizar los tiempos entre una actividad y otra. Ya lo estoy logrando y eso me ha recargado las pilas muchísimo. Tanto, que a veces me siento invencible a pesar de las 4 décadas, jeje.

Creo que ese es el secreto para sobrevivir después del 14 de Marzo (mi cumpleaños), hacer cosas que me recarguen las pilas cada día. Como lo que mencionaba arriba, esas pequeñas cosas que me ayudan a disfrutar desde que me levanto. Claro que a veces no tengo ganas de salir a correr o de ponerme a hacer pan, pero si es por flojera o porque ando baja de ánimos, siempre me sirve hacerme estas preguntas: “¿Que quieres estar haciendo en 1 año?¿Qué decisión te va a ayudar a lograrlo hoy?“. Por ejemplo, si no quiero salir a correr, pienso en los kilómetros que ya llevo recorridos y en que así quiero seguir en un año. Entonces, la decisión para acercarme a esa meta es, en definitiva, pararme y salir a correr un rato. Al regreso siempre me siento súper bien y esta decisión llena mis días de energía.

Y como para casi cada historia en este blog hay una receta, les comparto una que va con mi filosofía de los últimos tiempos para no volverme más loca: “Keep it simple”.

Wrap de Jamón Serrano y Pera

Esta receta fue para un video de una marca para la que hago contenido con ayuda de Julia y en conjunto con una agencia de mkt, así la descubrí. Quedó riquísima y es súper sencilla de preparar. De esas que se quedan para el recetario familiar.

Los platos y los cuencos bonitos son de Calixta y el tapenade de la receta me lo regaló Vange cuando fui a recoger algunos platos a su taller. Doy gracias por coincidir con mujeres como ella.
Read More

Cursos Presenciales Febrero 2019

Miércoles 6 de Febrero, 2019

Taller Pan Artesanal

  • Horario: 9:30 – 12:30
  • Prepararemos: Pan de Barra Marmoleado + Bisquets + Pizza Rolls. Estos serán con levadura de panadero.
  • Cada quien se lleva su pan de barra y una porción de bisquets y pizza rolls.
  • Costo: $1,100 (Precio Especial a Ex-Alumnos $900)

Sábado 16 de Febrero, 2019

Taller Pan con Masa Madre

  • Horario: 10:00 – 4:00
  • Prepararemos: Hogaza de Pan Campesino + Ciabatta
  • Cada quien se lleva su hogaza de pan campesino y una porción de las ciabattas que preparemos.
  • También aprenderás a iniciar una masa madre y sobre los cuidados que debe de tener. Te llevarás una porción de mi masa madre para que sigas haciendo hermosos panes con ella en casa.
  • Costo: $1,300 (Precio Especial a Ex-Alumnos $1,100)

Miércoles 27 de Febrero, 2019

Taller Yogurt vs. Kefir

  • Horario: 9:30 – 12:30
  • Prepararemos:
    • Yogurt
    • Kefir
    • Licuado de Kefir
    • Yogurt Griego
    • Aderezo para ensaladas
    • Dip de Yogurt
  • Platicaremos sobre las diferencias entre el yogurt y el kefir, así como la mejor forma de prepararlos en casa, qué leche se recomienda, cuándo es el mejor momento para consumirlos, etc.
  • Cada quien se lleva su yogurt listo y su kefir en proceso con búlgaros para seguir haciendo más kefir. Prepararemos un licuado para degustar y el yogurt griego también será para degustar.
  • Costo: $1,200 (Precio Especial a Ex-Alumnos $1,000)

Agua de Sábila con Limón / “Vitaloe” Casero

Esta receta la hice con mi grupo de niños del Huerto Escolar. Estamos investigando sobre suculentas y como siempre es más divertido aprender algo cuando hacemos experimentos, recetas o cuando nos ensuciamos las manos en la tierra, aprovechamos que le tocaba el turno a la sábila para preparar una bebida muy popular entre mis alumnos.

Desde el primer día que salimos a hacer la exploración del jardín para ubicar cactus y suculentas, apenas vieron una sábila y a varios se les antojó preparar agua de sábila, como la que probaron en la casa de sus abuelitos, en el Costco o que compró su mamá el otro día. Ya llevamos varios meses de clases y al fin pudimos crear nuestra propia **vitaloe** casera. No sabe igual, según mis alumnitos expertos, pero les encantó el resultado. Y no lo dijeron solo por compromiso, sino que se formaron varias veces en la fila para poder tomar un poquito más ;).

¿Quieren la receta? Pues aquí les va…

Agua de Sábila con Limón o Vitaloe Casero

Ingredientes

  • 2 litros de agua
  • 5 limones
  • 4 cucharadas de azúcar (o al gusto)
  • 2 pencas de sábila grandes o 4-5 pequeñas
LO MEJOR ESTÁ POR VENIR – VER MÁS