All posts tagged: limonada

Limonada con Pepino y un toque de Menta

Hoy les traigo una receta que me encanta. Sobre todo en este tiempo de calorcito sabrosón. Tengo una menta en mi patio que esta vez ha sobrevivido desde el año pasado y cada vez que puedo, la uso para cocinar o para adornar mis fotos. Había batallado para que me duraran las plantitas de menta, pero esta se ha adaptado súper bien. Tanto la plantita al lugar, como yo a la plantita. Y es que la última vez que intenté tener una fue cuando me regresé a vivir a donde vivo ahorita y siento que apenas nos estábamos adaptando a la nueva logística de vivir lejos, que a lo último que le prestaba atención era a las nuevas aromáticas que había puesto afuera de la cocina. Por eso soy de la idea de que los cambios hay que hacerlos, pero de uno por uno. Si ponemos atención, todo lo que vivimos nos puede enseñar algo. Como aquella vez, en la que iba llegando a esta casa de nuevo. Ya había vivido aquí, pero un tiempo …

Agua de Sábila con Limón / «Vitaloe» Casero

Esta receta la hice con mi grupo de niños del Huerto Escolar. Estamos investigando sobre suculentas y como siempre es más divertido aprender algo cuando hacemos experimentos, recetas o cuando nos ensuciamos las manos en la tierra, aprovechamos que le tocaba el turno a la sábila para preparar una bebida muy popular entre mis alumnos. Desde el primer día que salimos a hacer la exploración del jardín para ubicar cactus y suculentas, apenas vieron una sábila y a varios se les antojó preparar agua de sábila, como la que probaron en la casa de sus abuelitos, en el Costco o que compró su mamá el otro día. Ya llevamos varios meses de clases y al fin pudimos crear nuestra propia **vitaloe** casera. No sabe igual, según mis alumnitos expertos, pero les encantó el resultado. Y no lo dijeron solo por compromiso, sino que se formaron varias veces en la fila para poder tomar un poquito más ;). ¿Quieren la receta? Pues aquí les va… Agua de Sábila con Limón o Vitaloe Casero Ingredientes 2 litros …

Limonada Infusionada

Les había contado antes que no tomo refrescos de ningún tipo. Al principio sólo dejé de tomar refrescos con gas, pero después agarré parejo, «jugos» de tetrapack, aguas de sabores, néctares y hasta dejé los tés helados que tanto me encantan, pero que están llenos de azúcar, edulcorantes y cosas que decidí que no me quiero tomar. Hay muchas cosas que no quiero vetar de mi vida y con las cuales me hago de la vista gorda (ni siquiera me atrevo a voltear el empaque para leer los ingredientes). Otras cosas, están en la lista de consumir con moderación, unas cuantas con demasiada moderación. Es simplemente un intento de ser coherente cuando le digo a mis hijos que no les conviene tomar refrescos. No se los prohibo, pero trato de predicar con el ejemplo, nada más. Sin embargo, de vez en cuando se me antoja algo con sabor para tomar. Así es que les voy  compartir la receta de algo que me tomé el otro día. Hace tiempo escribí un post parecido, como resultado de un antojo que …